domingo, 1 de mayo de 2016

Mayo: sus cielos, sus aves, sus dones


Aunque le quedan unas semanas, me apetecía compartir con vosotros los avances en mi primer cuadro de pintura al óleo. Pintar no solo relaja, sino que además supone un viaje de introspección, una meditación sosegada, un diálogo con el lienzo. Estoy aprendiendo a hablar en azul cobalto, carmín granza y tierra tostada. He descubierto que, como todas las artes, la pintura y la poesía conectan, se nutren y se enriquecen de forma asombrosa.
 



6 comentarios:

  1. Muchas felicidades, Ana, con un poco de retraso, espero que el día fuera magnífico, a pesar del diluvio ( o por él) . Un abrazo!!!!,

    ResponderEliminar
  2. Felicidades! Mucha poesía, pintura y belleza para todo el año.
    Siempre he querido aprender a pintar al óleo, me has animado.
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias a ambas! La lluvia fue un regalo de cumpleaños.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. No llegue a tiempo. La soga estirada, la poesía derramada, el secreto sin confesar, mis lágrimas tardías, el eco de algunos versos dichos cómo la última oración, todo ahí, esos eran los restos, los recogí creyendo poder resucitarte, en ese instante me di cuenta que Dios había dejado de existir y vos con él.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu visita, Miguel; no te conozco, pero creo que eres de Argentina. Lo que has escrito me recuerda a Graham Greene ("El fin del romance")y C. S. Lewis ("Una pena en observación"), solo por citar a dos autores entre muchos otros que abordaron el asunto de Dios. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Martille con mi bronca y arranque el corazón de mi pecho como escudo, destroce mis brazos mientras las manos tironeaban la injusticia, grite mis verdades convocando a mis pares, acerqué la mirada al límite punzando los ojos vítreos, oscuros, de quien con su brazo brotado en garrote golpeaba furioso mis palabras, nada fue suficiente, me retiré en silencio, necesité pensar con lágrimas en mis ojos para darme cuenta que solo sembrando conciencia podría ser.

    ResponderEliminar